No se trata de lo bueno que eres, sino de lo bueno que quieres llegar a ser

 

 

 

 

 

Lamentablemente, no hay sitio para todos en el mercado laboral. La crisis ya ha acabado (estamos ante un cambio de era y no una era de cambios) y ha alterado el mercado de trabajo para siempre. Aunque muchos no lo sepan, se ha constituido un nuevo paradigma laboral y económico.

Desde la Revolución Industrial, cada nueva generación ha ganado más dinero, ha tenido una mejor educación y un mayor nivel de vida que la generación anterior. Tal y como explica Reid Hoffman en su brillante libro “El mejor negocio eres tú”, el mercado laboral de trabajadores cualificados funcionaba como una “escalera mecánica”: al acabar los estudios, conseguías un empleo y, normalmente, a medida que se iba ganando experiencia se ascendía “por la escalera mecánica” en la estructura de organización con más poder, dinero y seguridad para la jubilación. Así hasta la jubilación y siendo naturalmente sustituido por otra persona. ¿Qué ocurre ahora? Que la escalera mecánica se ha parado drásticamente. Los jóvenes ahora se acumulan en el principio de la misma sin poder entrar en el mercado laboral y los profesionales con más experiencia se aferran con fuerza a sus vigentes puestos de trabajo. Del mismo modo, yo tampoco creo que nos podamos jubilar algún día, ya que el actual sistema de jubilación es insostenible. Trabajaremos hasta que nos muramos y, por eso, es importante trabajar en algo que nos guste o apasione.

Como ves, las reglas de juego han cambiado. Tal y como manifiesta Sergio Fernández,  el mercado laboral tiene dos tendencias: el “sub-mileurismo” (ocasionado por el hecho de que cada vez hay más personas dispuestas a  trabajar cobrando menos dinero) y las personas que venden “talento” y vivirán bien económicamente hablando. Vamos hacia un mercado laboral intensivo en talento, es decir, en profesionales que aporten un considerable valor añadido a la entidad. Por ello, ahora más que nunca tienes que creer que la marca personal es más importante de lo que tú crees y tomar las riendas de tu vida siendo diferentes y relevantes en tu profesión. Todos somos empresarios de “la empresa más importante”, es decir, de nuestra propia vida.

No olvides que no se trata de lo bueno que eres, sino de lo bueno que quieres llegar a ser. No sólo hay que saber hacer, sino también hacer saber. Si no eres capaz de transmitir tu valor como profesional y de crear la necesidad de tus servicios, de nada sirve que seas muy bueno en lo que haces. Otros de tu competencia serán considerados como mejores profesionales en tu sector. Si no comunicas ni estás en Internet, no existes. Nadie te conocerá. La suerte es una actitud y los pequeños detalles marcan la diferencia (hasta con tu imagen personal) haciendo que, personas que tú pudieras considerar como “mediocres”, tengan finalmente más éxito que tú.

Por tanto, reflexiona ahora qué es lo que te gustaría hacer el resto de tu vida. Conócete bien a ti mismo, diferénciate (como diría Pablo Adán, plantéate la pregunta de por qué tu y no los demás en los puestos de trabajo que aspires alcanzar) y diseña una estrategia personal. Como dice Gina Tost, “una vez que tengas claro lo que quieres, persíguelo sin piedad. Y no esperes que nadie te regale nada”. Ten emprendeduría en la sangre. El mundo está lleno de oportunidades y sólo hay que salir de la zona de confort para encontrarlas. Asimismo, un buen Networking es vital para alcanzar tus objetivos y, por ello, en el próximo artículo te hablaré en detalle del maravilloso potencial que tiene LinkedIn (como herramienta para mejorar tu Networking).

 

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

 

photo credit: ivanpw via photopin cc

Share in top social networks!
Esta entrada fue publicada en Marketing y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a No se trata de lo bueno que eres, sino de lo bueno que quieres llegar a ser

  1. Carlos Guillermo Vásquez dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con este comentario, yo soy en este momento un ejemplo de lo que mencionan, hasta el 2010 que me jubile ganaba $4,000 dolares y en este momento dirijo una empresa de seguridad en calidad de Gerente General por $500, esto se debe a que tengo mucha experiencia en la Planeación Estratégica e innovación de empresas, lo primero que ha sucedido es que las operaciones por procesos se estan normalizando, los dividendos han mejorado, pero lo más importante es que necesito los ingresos para completar mi plan financiero de vida, soy profesional en TIC y cuento con 4 post grados obtenidos en diferentes países, incluyendo Japón.

  2. Gran artículo. Me parece muy interesante y te invita a reflexionar sobre cómo llevar las riendas de nuestra propia marca personal. Esta claro que cada día la competencia va a ser más dura y más numerosa y debemos diferenciarnos del resto gracias a una impecable presencia en internet.

  3. Manuel G. Silva dijo:

    ¡Gracias por vuestros comentarios!

    Sergio: Sí, debemos diferenciarnos del resto principalmente a través de una buena propuesta de valor personal y un correcto uso de nuestra presencia en Internet. Si haces cosas que poca gente hace, entonces obtendrás resultados que poca gente obtiene. ;)

    ¡Un abrazo!

  4. AMJdU dijo:

    No sólo es hacer cosas que poca gente hace, es el saber comunicar a las personas adecuada que tú sabes hacer esas cosas. Por mucho que aprendamos, experimentemos y evolucionemos, si nos quedamos en nuestra pequeña burbuja nadie sabrá que existemos.
    Hay que decir al mundo “¡Hey! ¡Aquí estoy y soy así! ¿Qué te parece?”. Eso sí, siempre de una manera elegante :)

  5. Diego dijo:

    Me ha gustado el simil de la escalera mecánica, una realidad muy gráfica.

    “Si haces cosas que poca gente hace, entonces obtendrás resultados que poca gente obtiene”

    Esa afirmación es una bonita frase que, aunque se entienda, puede tener varias lecturas y ser interpretada en muchos sentidos, no todos positivos.

    Al final lo que contará siempre es que, hagas las cosas como las hagas, obtengas RESULTADOS VISIBLES del modo más RENTABLE.

    La CREATIVIDAD en la gestión es un valor muy importante. Mi lema siempre ha sido: ” Si otro lo que conseguido, ¿por qué yo voy a ser menos?”

    Saludos.

  6. Manuel G. Silva dijo:

    ¡Gracias por vuestros comentarios!

    “AMJdU”: Jaja Más o menos ;)

    Diego: Coincido contigo. Al final lo que cuenta es que obtengas resultados visibles. Para ello, tienes que investigar y entender bien las necesidades de tu mercado objetivo (en este caso, tu sector profesional) para poder ajustar y presentar una buena propuesta de valor que les satisfaga. No hay que olvidar que no te quieren por lo que tú haces, sino por lo que ellos obtienen.

    ¡Saludos!

  7. Susana Morffe dijo:

    En perfecta sintonia con la actualidad laboral y con lo que personalmente creo. Lo certifico.

  8. Manuel Guillermo Silva Ramón dijo:

    ¡Gracias Susana!

    ¡Un saludo!

  9. Laura García dijo:

    Manuel me llama la atención la frase que manejas “ten emprendeduría en la sangre”, es un concepto que aplica tanto al campo profesional como personal. Gracias por el artículo es muy interesante.

  10. Manuel Guillermo Silva Ramón dijo:

    ¡Muchas gracias Laura!

    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>