La crisis ya ha acabado

 

 

 

 

No me he vuelto loco. La crisis no ha acabado en el sentido financiero ni en el sentido del consumo (donde vimos que se cumplió la teoría de ciclos económicos austriaca), pero sí que creo que, en general, la crisis ya ha acabado. Es una teoría que se lleva escuchando en muchos economistas desde el año 2009 y que cada vez cobra más fuerza en otros, como, por ejemplo, Marc Vidal, Javier Megías, etc. La gran mayoría no es consciente de ello y sigue a la espera de que este tiempo pase cuanto antes, pero tenemos que aceptar que ésta va a ser la realidad durante muchos años y que tardaremos mucho tiempo en volver a los niveles de antes del estallido de la crisis.

Esto se traslada también al ámbito de la marca personal, donde la mayoría de los profesionales no dan la importancia que requiere este tema. Las empresas también son muy poco conscientes de esto y, además, una gran parte de ellas sufren miopía de marketing. Muchas utilizan estrategias del tipo “mantenernos a flote hasta que acabe la crisis” y, por ello, creo que sufrirán el famoso síndrome de la rana hervida o el de la teoría de las ventanas rotas.  Ya he dicho en numerosas ocasiones que estamos viviendo una época de cambios (sobre todo, en el ámbito digital) y de incertidumbre, donde todo lo que sabíamos antes y las estrategias que se realizaban ya no sirven o no son tan efectivas como antes. Incluso las escuelas de negocios viven momentos cruciales y el sector de la publicidad está cambiando. Por tanto, es necesario asumir esta nueva realidad y reinventarse.

Las crisis significan “nuevas oportunidades”. Ya lo dijo Seth Godin (cuando se refería al negocio de la música y que últimamente se ha visto ejemplificado con la película “The Artist”), “las revoluciones destrozan lo perfecto y alcanzan lo imposible”. Son cambios en los modelos de negocio, debido a que los existentes se han quedado obsoletos o hay que corregir los excesos vividos (en España ha habido muchos en el ámbito del gasto público, de la construcción, etc).

Una vez dicho esto…¿Qué solución hay? No hay ninguna receta mágica, pero si que se pueden ir introduciendo cambios en los países, empresas y personas que puedan ir mejorando las situaciones económicas. Por ejemplo, se puede fomentar más el emprenderismo (muchas veces “hace falta matar la vaca” para lograr desarrollar nuevos negocios de éxito), diferenciarse, tener en cuenta estas claves para impulsar a las empresas, trabajar más duro, etc. La lista de acciones a tomar podría ser larga.

¿Será duro? Sí. ¿Será por mucho tiempo? Sí. Incluso en muchas empresas llegará un momento de renovación drástico como el del águila. No obstante, el primer paso es asumir esta realidad y, posteriormente, estudiar bien las nuevas estrategias a implementar (tanto a nivel empresarial como a nivel personal). En esta vida, no hay nada imposible y todo se puede alcanzar con sacrificio y esfuerzo. No olvides que la crisis ya ha acabado…

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

photo credit: Zé.Valdi via photopin cc

Share in top social networks!
Esta entrada fue publicada en Economía y empresa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La crisis ya ha acabado

  1. Ignacio dijo:

    Muy bueno el articulo! Es cierto que hay que pensar que esto es lo normal y actuar en consecuencia que sino de esta no salimos!!

  2. José Luis dijo:

    Muy interesante tu punto vista. Asumamos nuestra nueva situación y a tirar hacia delante.

  3. Juan Alvarez dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo de que la crisis significan “nuevas oportunidades”, el problema radica en la gran mayoria de nosostros, el conformismo y la aceptación de que las cosas estan mal nos hace hasta cierto punto caer en la mediocridad, dejar las cosas a medias y no dar un extra en nuestras actividades nos estanca, nos frena y no nos deja avanzar a la busqueda de nuevas opciones de desarrollo ya sea personal, profesional, económico, etc. Que dificil es haber tenido éxito en tu trabajo y de repente verse sumergido en una crisis económica que tal pareciera nunca terminar; pues definitivamente no todo termina ahí, lo interesante es el reto, buscar la manera de levantarse y reinventarse, si las cosas no estan funcionando como las hemos venido haciendo pues lógico es pensar que tenemos que cambiar nuestro procedimeinto. La clave es no detenerse y tener bien claro nuestro objetivo, ¿a dónde quiero llegar? Saludos. Muy bueno tu artículo.!!

  4. Manuel G. Silva dijo:

    ¡Gracias Juan!

    Hay de todo. Hay personas que se vienen abajo y otras que luchan con más fuerza. Hay una frase que me gusta mucho y que dice algo asi: “Todo tiene un final feliz y si todavia no lo eres, entonces todavía no es el final”. Por eso, como dices, hay que tener bien claro el objetivo y no detenerse hasta alcanzarlo.

    ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>